Vivir: Haciendo amigos

En Reino Unido hay muchas personas inmigrantes. Algunos son polacos, otros son españoles, otros son de vete a saber tú donde. Eso mola porque nunca te sientes tan extranjero si estás rodeados de otros que pertenecen a la misma categoría que tu. En mi trabajo yo soy la única española y a veces me siento un poco sola culturalmente hablando; así que he decidido unirme al colectivo inmigrante más numeroso de nuestra empresa: el indio.

Los indios (de la India, se entiende) que hay en mi oficina son gente genial. Con nombres impronunciables, yo los rebautizo y les pongo un nombre español (y a ellos les encanta). Lo malo es que luego tenemos conversaciones así:

– Hey Miriam, do you know that today is Dorag’s birthday?
– Who’s birthday? I do not think I know that colleague?
– Yes, Dorag! The guy that sits just besides me?
– I know no one named like that…
– They guy that helped you to buy your phone?
– Aaaah!! You mean Danielín! Yes, ho! (con acento asturiano). How could I not know Danielín, ho!

Los indios se parecen a los españoles en que ellos tampoco comen sandwiches a mediodía, sino que se traen su túper de casa con curry y más cosas. Asi que siempre voy con ellos al microondas: yo caliento mi potaje de lentejas y ellos su garam masala con arroz de coco. Y como somos todos extranjeros, pues probamos la comida de unos y de otros, y comentamos la jugada.

– Have you tried today’s curry from Balbino?
– From who?
– Balbino.
– I know no one named Balbino.
– Balbino is the guy that sits besides you?
– Ahhh! Miriam, I think you mean Balbirsingh?
– Exactly. Balbino.

Los indios son todos diferentes. Algunos llevan turbantes de colores, otros no. Algunos se visten con sus ropas tradicionales los viernes (que es casual day) y otros no. Así que cuando me pongo alguna ropa con color (fucsia, naranja, azul eléctrico) que causa sensación en la oficina (ya que los británicos normalmente se ciñen a una gama de colores neutros, donde lo más escandaloso probablemente sea el azul marino) los indios siempre vienen a decirme que estoy muy guapa.

– You are pretty today Miriam.
– Thanks, Balbino. Do you like my new T-Shirt?
– Yes, I do. Orange is linked to religion and to spirituality. Do you feel Spiritual today?
– Oh, definitely!

Pero lo mejor de los indios es la forma que tienen de dar los buenos días y de despedirse cuando nos vamos a casa. Normalmente los británicos lo despachan todo con un “morning” y con un “see you tomorrow” que la verdad sea dicha, no demuestran gran entusiasmo. Los indios sin embargo me alegran la vida con sus saludos.

– Greetings of the new day, Miriam.
– Buenos días Balbino…

– have a nice evening Miriam, may all the beloved gods protect you
– and la Santina de Covadonga too, Danielín!

Share This:

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Jajaja lo que me he podido reír! Me ha recordado esa vez que conocimos a Bobu en el ascensor, aquel vecino indio de Madrid y como nos aguantabamos la risa cuando nos dijo su nombre…me encantan tus historias es como tenerte cerca.

Deja un comentario