Comer: Buddha Bowl

El Buddha Bowl es una de las mejores invenciones del mundo mundial, sobre todo para esos días en los que no sabes qué hacer de cenar y te apetece todo a la vez. Quiero brócoli, quiero espárragos, quiero puré de patata, quiero aceitunas, quiero tempeh y quiero tomate con aceite de oliva y sal.

¡Ah! ¡Y también quiero hummus!

Esos días nosotros preparamos un Buddha Bowl que es exactamente eso: un plato hondo donde colocas un poco de todo de la forma más bonita que puedas. Se llama así porque es es un plato que está tan lleno de cosas que tiene una barriga (como la de Buddha). También se supone que recibe ese nombre porque tienes que comerlo con alegría y gratitud, dándote cuenta de lo afortunados que somos por tener un plato lleno de comida delante de nosotros… cuando hay tanta gente en el mundo que no (aunque parezca imposible creer que sí, en el siglo XXI hay un montón de gente que pasa hambre, dentro y fuera de Europa).

Me encanta ordenar la comida en el plato, prestar atención a los colores, imaginar cómo se van a mezclar los sabores… y por supuesto, me encanta comerlo.

w2

En la foto puedes ver el primero que hice. Me quedó pequeño: ¡debía ser un Buddha escuálido! Afortunadamente he ido mejorando y ahora ya me salen mucho más llenos. Obviamente en nuestro caso es un plato completamente vegano, pero la imaginación es el límite: tú le puedes poner lo que quieras al tuyo.

Algunos otros ejemplos e inspiración de Buddha Bowls aquí.

Share This:

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. me estoy poniendo al día y después de los 3 posts anteriores, que me han dejado con la lagrimilla, este me ha dejado con hambre! qué rico, alimento para el cuerpo y el alma ^^

  2. Tiene muy buena pinta…además de ser preciosos los colores…lo voy a probar!

Deja un comentario