Con miedo y sin miedo

Cuando veo mis películas y mis series épicas preferidas un pensamiento que se me pasa con frecuencia por la cabeza es “¿no tendrá miedo?”

 ¿No tendría miedo Eowyn cuando se quitó el casco delante del Señor de los Nazgul y blandió su espada? ¿No tendría miedo Arya Stark cuando apagó la única vela que daba luz en aquella estancia y se dispuso a combatir en la oscuridad a su enemiga, sabiendo que una de las dos moriría?

Por supuesto que tuvieron miedo. Esa sensación pegajosa en el estómago que hace que el corazón se te acelere y las sienes te palpiten mientras el vértigo te hace volver una y otra vez sobre tus pensamientos.

A pesar de que están en el momento exacto donde querían estar, a pesar de que llevan gran parte de su vida preparándose para ello; cuando llega esa oportunidad tan esperada, el miedo es casi obligatorio o más bien inevitable.

h78

Vete al grano Mirichán

Hoy ha sido un día trascendente en mi vida. No porque haya sucedido nada especial si no porque algo que yo llevaba rumiando y preparando durante un par de meses se ha hecho por fin público.

Mi equipo se ha reunido en nuestra sala particular, que hemos bautizado como portfolio room y que tantas veces nos ha visto debatir nuestros tejemanejes. No he dado muchos rodeos y les he dicho que me voy a bocajarro.

Mientras las palabras resonaban entre aquellas paredes, saltando entre las mesas y en las sillas como pelotas de colores con las que jugábamos de pequeños (y que yo siempre terminaba perdiendo entre tanto rebote) yo me empecé a fijar en lo pastoso que puede ser el tiempo a veces.

El tiempo se me hizo bola.

Tras compartir las novedades con mi equipo volví a mi mesa y entonces abrí el whatsup y lo solté con la misma decisión en el grupo de mi familia y a un par de amigos. Las reacciones no se hicieron esperar muchos segundos después de las dobles comillas a la derecha de los mensajes y empezaron las preguntas, la incredulidad, algo de desconfianza.

Unos me dieron la enhorabuena y otros no; algunos me acusaron de estar loca de remate y otros simplemente confiaron en mi criterio. Cada vez estoy más convencida de que las reacciones de cada uno tienen más que ver con sus propias necesidades que con las del que lo cuenta. Era de esperar que nadie pensara en mi Arya, en mi Eowyn, en mis miedos.

Tú y yo sabemos que el más valiente también tiene miedo cuando está delante de su oportunidad, en el momento y lugar adecuados. Pero decide actuar a pesar del miedo, porque ¿cómo si no Eowyn habría vencido al Nazgul? ¿Tú te imaginas que alguien le hubiera recordado a Eowyn en ese mismo momento que ella no iba a poder ganar la batalla porque “los Nazgul no caen a manos de los hombres”? ¿Tú crees que Eowyn tuvo otra opción que no fuera dejar caer su espada y esperar que las cosas salieran bien?

Berlín, allá voy, muerta de miedo pero más valiente que nunca. No hablo alemán. No sé qué va a pasar después de los primeros tres meses. No tengo ni idea de qué haré con la casa de aquí. No sabría explicarte exactamente mi trabajo nuevo o si tengo futuro después de Q1 2019. Sí, soy consciente de que es el quinto país donde voya vivir. Pero estoy aquí, ahora y me he preparado para esto. Sólo puedo pelear esta batalla como si fuera lo que llevo esperando toda la vida y simplemente confiar.

Share This:

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

7 Comentarios

  1. Mirichan, llevo leyéndote mucho tiempo y sólo puedo decirte una cosa: Nena, tú vales mucho!!!

  2. La frase “cada vez estoy más convencida de que las reacciones de cada uno tienen más que ver con sus propias necesidades que con las del que lo cuenta” me abre los ojos no sabes cómo.

    No puedo más que felicitarte por tu arrojo y darte ánimos para los meses venideros. No te conozco personalmente, pero reflejas en tus escritos una manera de ser que seguro que eres capaz de esto y de mucho más. Arriba los retos!!!

  3. ¡Enhorabuena! Te deseo todo lo mejor! Espero nos vayas contando por aquí y por allá. Es emocionante! Yo estoy también en periodo de cambios, no laborales, pero sí vitales, y es genial pero vertiginoso!
    Un abrazo, y saludos a Arol.

  4. El miedo no puede hacer que nos quedemos paralizados y no avancemos… ¡Eres una valiente por hacerle frente! Seguro que te irá bien en la nueva aventura ;)
    ¡Besotes!

  5. Menudo notición Miri! Mucha suerte con el cambio, aunque seguro que será super positivo. Me encanta la gente valiente!

  6. El miedo es útil, nos hace pensar y recapacitar para que las decisiones que tomemos sean las más adecuadas para nosotros en el momento en que las tomamos, así que… enhorabuena!

    o, mejor dicho, herzlichen Glückwunsch!

  7. Me ha llegado hondo la reflexión de “cada vez estoy más convencida de que las reacciones de cada uno tienen más que ver con sus propias necesidades que con las del que lo cuenta”, quizá fue mi primera reacción, la de “Miri no se puede estar quieta en ningún sitio”, o “¿Qué harán con la casa” o “¿en qué trabajará Arol ahora?”, pero es eso, el miedo en su versión mala, la que paraliza y nos da dudas…pero luego tras pensarlo con la parte del miedo “bueno”, desde el planteamiento de lo valiente qué eres, no puedo más que felicitaros y desearos lo mejor para esta nueva etapa, y por supuesto sé que saldrá bien, y que eres una campeona. Ah! y esperamos poder visitaros en Berlín pronto :) Estamos a vuestro lado, siempre…y doy las gracias por teneros en mi vida, porque sois unos luchadores.

Responder a remorada Cancelar respuesta