Definitivamente, creo que prefiero las mudanzas a tener obras en casa. Después de diez días de desorden, suciedad y completos desconocidos entrando y saliendo como si nada; por fin han terminado los trabajos en el salón y poco a poco todo vuelve a su ritmo habitual. Todavía queda comprar unos muebles y jugar con la distribución, pero como decimos en Asturias: lo gordo ya pasó.

brush-792069_1280

Para motivarme durante este tiempo, he estado pensando a qué amigos voy a invitar primero y qué vamos a hacer juntos en la recién estrenada dining area. He pensado en publicarlo aquí para mantenerlo en la memoria y también para postear luego y contar cómo ha ido todo.

Primeros Invitados de Honor: Gemma y Ross.

Gemma fue la primera persona de la oficina que me habló cuando llegué a Edimburgo. He ido un montón de veces a su casa, desde la tradicional cena de Navidad que Gemma siempre prepara… hasta noches de elecciones en UK o festivales de Eurovisión.

El menú: Gemma es una excelente cocinera y los dos disfrutan probando cosas nuevas. Así que he decidido arriesgar y hacer humita con una ensalada de acompañamiento. Aún tengo que pensar algún entrante, así que soy toda oídos para tus sugerencias.

El entretenimiento para después de cenar: una timba de cartas. Voy a currármelo y darles monedas de chocolate para apostar, gorros de mafiosos y algunos cócteles para acompañar las partidas.

cards-1030852_1280

Un afternoon tea para mis dos vecinas preferidas: Ella y Giovanna.

Ella y Giovanna son dos soles en mi vida escocesa. Tuve mucha suerte de caer en el mismo vecindario donde ellas viven porque no pueden ser mejores personas y amigas, a pesar de la diferencia de edad.

El menú: Me gustaría organizar un afternoon tea pero desafortunadamente, la pastelería no es lo mío. He decidido transformarlo en un “chocolate con churros afternoon tea” porque mi casa es una casa española y en algo se tiene que notar. Por si acaso la diferencia cultural se impone, tendré preparado el té y un bizcocho de nata receta familiar gallega, no vaya a ser que se pongan británicos!

El entretenimiento: con mis vecinas no necesito pensar en un plan para después del té, porque son tan majas que podríamos charlar durante horas.

churros-2188871_1280

Una cena de chicas con mis argentinas preferidas

Hace algo más de un año, a través de un amigo y del amigo de un amigo, conocí a un grupo de argentinos y argentinas que son simplemente maravillosos. La relación entre las chicas del grupo no podría ser mas bonita: una amistad de esas que no tienes que forzar ni pretender, simplemente ser tú y chas, todo funciona.

El menú: como es un grupo numeroso de chicas (unas seis personas además de la anfitriona) he pensado que lo mejor es una cena de tapas. Tortilla de patata, una tabla de quesos y un hummus de alcachofas con galletitas saladas.

Entretenimiento para después de la cena: con mis amigas argentinas podría hablar durante horas, así que no tengo que pensar en nada. Se me ha ocurrido una actividad que permite hablar a la vez: comprar abalorios y hacernos unas pulseras y pendientes que luego se pueden llevar a casa, como souvenir de la noche.

jewellery-1613801_1280

Helen y Frankie, por los viejos tiempos.

Helen es una compañera de trabajo y un ejemplo de superación personal que da para un post entero. Me encantaría que viniera a cenar a mi casa porque es de esas personas a las que quiero que les pasen cosas buenas.

El menú: En este caso, ha de ser cien por cien español. Unas croquetas seguidas de un arroz con verduras y su buen toque de azafrán y una botella de un vino español rico que deje el pabellón a la altura que se merece.

Entretenimiento para después de la cena: Se me ha ocurrido una forma chula de plantear el postre, que es poner cuatro o cinco sabores de helado y dejar que adivinen qué están comiendo. No sé si acertaremos algo, pero seguro que rompe el hielo!

flowers-2850892_1280

Share This: