Vivir: Fin de semana número 12

Seguramente a ti también te pasa que los fines de semana aceleran el tiempo y aunque haces un montón de cosas, a veces te cuesta recordar a qué dedicaste esas preciosas horas de ocio. Es algo que detesto: cuando no soy capaz de ennumerar tres o cuatro cosas que hice durante el sábado y el domingo.

Así que he empezado a hacer una especie de “fotologs” para luego poder echar la vista atrás y exclamar contenta ¡qué montón de cosas hice el finde!

El sábado por la mañana estuve recogiendo en casa y me dió tiempo a hacer un potaje de lentejas para llevar al trabajo durante la semana y también unos scones de frutas secas para merendar por la tarde en casa.

Después me preparé para salir porque a la una del mediodía habíamos quedado con nuestros amigos Ross y Gemma para una comida de celebración de cumple. Envolví el regalo que tenía para ella como si fuera una bomba y la verdad es que no quedó muy bonito (cute, que dicen por aquí) pero gracioso sí que era y nos reímos un montón.

d1

Fuimos a Leith, un barrio de Edimburgo que antaño fue una ciudad independiente. Definitvamente, se nota mucho el cambio de atmósfera. Allí ví esta muestra de arte callejero que me pareció impresionante.

t3

Comimos en un lugar que se llama “Mimi’s Bakehouse” y que secretamente pienso que es una franquicia mía, ya que mis primos pequeños me llaman Mimí.

t5

Comí sopa de coliflor y un sandwich pero realmente todos vamos a Mimi’s porque tienen la mejor selección de tartas y cupcakes que te puedas imaginar. Lugar perfecto para las celebraciones.

Después volvimos a casa porque llovía y vimos “Me and Earl and the dying girl”, una película que te recomiendo un montón. Está rodada con un estilo un poco diferente y cuenta una historia preciosa aunque un poco triste.

A las nueve de la noche me empecé a encontrar regular así que decidí irme a la cama a descansar.

El domingo nos levantamos y corrimos desesperados a comer nuestros huevos de pascua. Nuestras vecinas tejen estos pollos y dentro ponen huevos de chocolate.

t2

Después de nuestro desayuno de Pascua, empecé a leer un libro nuevo: se titula “Ha vuelto” y por el momento es muy divertido.

Comimos una ensalada sencilla y para merendar hice torrijas. Me salieron regular, porque el pan no estaba realmente duro sino que después de tres días esperando, quedó un poco “chicloso” y no absorbía bien la leche. Me pregunto con qué hacen el pan en el supermercado Sainsbury’s!

t1

Después de merendar tuve una sesión de Skype con unas personas que tenían una propuesta muy interesante para mí (más sobre esto muy pronto) y pasé la tarde respondiendo correos y escribiendo un poco.

Share This:

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Mimí ese sitio es para ti!! Lleva tu nombre!. Mi madre te puede dar un máster sobre el pan para las torrijas…y es que ella compra uno especial sólo para prepararlas y se toma muy muy en serio su elaboración.
    También creo que es importante tomarse tiempo para descansar…que a veces tanto queremos hacer que el cuerpo dice hasta aquí!. Me ha gustado que nos hayas contado tu finde estaré atenta a nuevas entregas.

    • Mirichan

      Tengo que pedirle la receta secreta porque es verdad, las torrijas (o tostadas) de tu madre son las mejores que he probado nunca!

  2. qué buen finde, solía hacer resúmenes mensuales y ya ni eso… es una pena no dejar constancia de las cosas bonitas <3

Deja un comentario