Lo que aprendí en Berlín

p1

Antes de emprender este viaje de diez días del que acabo de volver, yo ya había estado en Alemania, pero nunca en Berlín. La capital del muro se me resistía por unas cosas y por otras: a veces los vuelos tenían unos precios desorbitados y otras veces simplemente me apetecía más otro destino. Consciente de la relevancia histórica de esta ciudad y de todo lo que tiene que ofrecer, el 10 de septiembre hice las maletas y me dispuse a aprender de ella.

El Karaoke de Mauer Park

Como siempre, decidimos alojarnos utilizando airbnb y le preguntamos a Dominik, nuestro anfitrión por su rincón preferido de la ciudad. Si sólo pudiéramos ver una cosa, ¿qué cosa tendría que ser? Todavía recuerdo como cerró sus ojos grandes y azules durante unos segundos, los abrió de nuevo y con un brillo especial nos dijo “id al karaoke de Mauer Park y descubriréis el alma de Berlín”.

El Karaoke de Mauer Park se trata de un karaoke casero que montan los domingos en un anfiteatro medio en ruinas que hay en el parque. Los locales y algunos turistas se animan a cantar temas de hoy y de siempre, mientras que algunos hacen negocio vendiendo comida, bebida y cualquier cosa que puedas querer o necesitar. Antes de llegar yo me imaginaba algo más pequeño pero mi sorpresa al ver a trescientas o cuatrocientas personas concentradas en el espacio fue mayúscula. Lo mejor de todo es que las personas que cogían el micrófono para cantar eran seres humanos normales, con sus problemas, sus vergüenzas y sus miedos. Algunos cantaban muy bien y sorprendían al público con sus voces: no se escatimaban aplausos. Pero otros desafinaban continuamente y nos hacían reír con sus alaridos y gritos: el público entonces salía al rescate y coreábamos las canciones todos juntos, bailábamos y aplaudíamos todavía con más fuerza. Porque si hay algo que tiene más mérito que el talento es la valentía de estar ahí en medio, enfrentándote a tus inseguridades.

Eso es lo que aprendí en Berlín: que a veces con intentarlo y dar todo lo que tengas basta, aunque tú sepas que no vas a ser el mejor.

Share This:

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

Deja un comentario