Proyecto Mirmeco: concept phase.

Desde hace siete años trabajo en estrategia y gestión del cambio y si hay algo que sé hacer es cómo cambiar cosas. El Proyecto Mirmeco no es otra cosa que un proyecto que pretende cambiarme a mí y uno de los pasos más importantes en cualquier proceso de cambio es entender cómo funcionan las cosas y cómo queremos que funcionen, para determinar qué requiere ser alterado. A eso lo llamamos “requirements” (o requerimientos en español, pero desconozco si se usa la misma palabra).

k0

La situación actual

– He luchado contra el sobrepeso durante toda mi vida en diferente medida.

– Siempre he detestado hacer deporte.

– Siempre he comido grandes cantidades.

– Cuando he tenido momentos de nervios o tristeza, he utilizado la comida para aliviar mis sentimientos negativos.

La situación deseada

– Tengo un peso saludable

– Disfruto haciendo actividad física

– Puedo comer cantidades normales sintiéndome satisfecha.

– Alivio mis sentimientos negativos con otras estrategias, como haciendo deporte o apoyándome en mi red de soporte familiar y personal.

Como puedes leer ahí arriba, todos los verbos que describen la situación deseada están en presente de indicativo. Y es que para que las cosas pasen, tienes que imaginar que ya están aquí, en el presente. Porque en el fondo, ya están pasando y lo único que queda por venir son las consecuencias positivas y visibles del cambio.

Los Requirements

– Tengo que perder peso y para hacer eso necesito cambiar mis hábitos de alimentación y de actividad física. Voy a buscar una nutricionista en Edimburgo que me ayude presencialmente con una pauta adaptada a mí. Como ya acudo a un gimnasio habitualmente, voy a establecer un compromiso con el Proyecto Mirmeco para hacer actividad física al menos tres veces por semana.

– Voy a reeducar mis gustos para conseguir que la actividad física sea agradable para mí. Creo que eso pasa por probar muchos tipos diferentes de ejercicio hasta que encuentre el que encaje conmigo. También intentaré buscar ejercicios divertidos, que me hagan pasar un buen rato. Alguno tiene que haber y yo voy a encontrarlo.

– Lo malo de comer mucho siempre es que pierdes la perspectiva de lo que es normal y no es normal en cuanto al tamaño de un plato. En este caso, la pauta de la nutricionista me va a ayudar y he de comprometerme a seguirla fielmente pensando que no es una dieta que luego voy a aparcar y #loqueelvientosellevó sino que es mi nueva forma de comer comida para el resto de mi vida.

– Primero tengo que identificar las situaciones en las que experimento sentimientos que me hacen comer más o peor: por ejemplo cuando estoy estresada en la oficina o cuando tengo la regla. Después, voy a establecer conductas alternativas para conseguir sentirme mejor sin echar mano de la tableta de chocolate… Este último punto promete ser muy interesante.

Como ves, el Proyecto Mirmeco va a toda máquina. Siento la energía de cambio alrededor de mí y es fantástico sentirme así. Mañana otro post, porque sin duda escribir es una de las cosas que más me ayuda a estar concentrada en mi proceso de cambio.

Share This:

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comentarios

  1. Mucho ánimo. Reeducar la mente siempre es complicado pero no imposible .
    Pd en mi blog tengo algunas recetas sencillas y sanas por so te interesan

  2. me gustan las cosas planteadas en forma de proyecto, contagian las ganas de alcanzar los objetivos! ><

  3. Venga ánimo Miri!

    En cuanto al tema del gimnasio tienes toda la razón; a mi no me gustaba en absoluto, me daba pereza, etc … hasta que descubrí diferentes clases (los lunes GAC, los martes bodypump, los miercoles bodycombat, los jueves TBC ..) y me vicié. Ahora no puedo ir porqué trabajo todo el santo día y no sabes como lo añoro; estaba de mejor humor, me sentía mejor conmigo misma y dormia como un troco. Es ir probando y al final le pillaras el punto ya verás.

  4. Mucho, muchísimo ánimo y mucha fuerza!

    Es un proyecto muy bueno y con todas las posibilidades de triunfar ;)

Deja un comentario