Vivir: Y llegó el Gran Día

Hace poco os contaba que unos amigos cercanos me habían pedido que oficiara su ceremonia de boda. No fue fácil dar con mi tono para escribir el discurso y encontrar las palabras precisas que llenaran de sentido los pensamientos y sentimientos que todos los que nos reunimos allí experimentábamos en aquel momento.  Sin embargo llegó el Gran Día y yo estaba tranquila pero alerta. Lista para leer las caras de los invitados a la ceremonia y sobre todo la de los novios y padrinos y captar esas señales que te indican que todo está yendo bien… o no!

j2

Cconsejos que daría a alguien que tenga que oficiar una ceremonia o dar un discurso en una boda.

Escribe el discurso y llévalo por si acaso, pero intenta memorizar la estructura y saber lo que tienes que decir en cada momento. Leer continuamente no es lo más apropiado.

No lo ensayes demasiado para que quede espontáneo cuando llegue el gran momento.

Intenta que se adapte a esta estructura:

– Bienvenida de todos los invitados, nombrando a aquellos más especiales como los padrinos.

– Preséntate, porque es posible que haya personas que no sepan quién eres.

– Cuenta alguna anécdota que rompa el hielo.

– Habla con los novios sobre cómo prefieren que sea el rito central de la ceremonia. En mi caso, ellos leyeron unos votos, intercambiaron alianzas y por último se dieron un beso de película.

Por más nervioso que estés, intenta hacerlo todo despacio, casi como si fuera a cámara lenta. “Estirar” algunos momentos los hará más especiales y además, ayudarás mucho al fotógrafo y a los músicos del evento.

Cuando oigas a los invitados reír o los veas llorar relájate y disfruta: la ceremonia va sobre ruedas y lo estás haciendo genial.

Share This:

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. ¿No hay ningún video del gran momento? Me encantaría verlo…por cierto estás guapísima, se que los novios quedaron encantandos con el discurso…yo que escuché el ensayo general me emocioné, así que en vivo y en directo tuvo que ser realmente especial.

Deja un comentario